Como un balde de agua fría les ha caído la noticia a los propietarios de vehículos a nivel nacional, y es que se espera que a partir del próximo año el impuesto municipal de rodamiento vehicular aumente exponencialmente.

Según la iniciativa de ley enviada por el Presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra, y presentada ante la Asamblea Nacional de Nicaragua el día diecisiete de noviembre de dos mil diecisiete, se prevé reformar la Ley No. 431, Ley para el Régimen de Circulación Vehicular e Infracciones de Tránsito.

La reforma persigue modificar el artículo 11 de la Ley No. 431, referido al impuesto municipal de rodamiento vehicular, con el fin de aumentar los montos a pagarse. Este impuesto se paga una vez al año durante el primer trimestre del año ante la Alcaldía Municipal del domicilio donde se encuentre registrado el vehículo, y la su recaudación sirve para mejorar la infraestructura vial de cada municipio.

Actualmente los montos a pagarse en concepto de este impuesto oscilan entre C$ 50 y C$ 1000, en dependencia del tipo de vehículo. Por ejemplo, las motocicletas pagan C$ 50 y los carros y camionetas de uso particular pagan C$ 100. No obstante, de aprobarse la reforma la Ley de Tránsito, los propietarios de motocicletas pasarían a pagar C$ 155 y los demás vehículos podrían pagar hasta C$ 3,100 en dependencia de su antigüedad. A continuación una tabla con los valores propuestos por el Ejecutivo:

El Ejecutivo justifica esta reforma con la necesidad de que las municipalidades a nivel nacional tengan una mayor recaudación para la reparación y construcción de vías. “Se hace necesario actualizar dichos valores ya que la disposición relativa a esto se ha mantenido invariable a pesar del incremento de la flota vehicular y la creciente demanda de nuevas y más amplias vías de circulación vehicular en los municipios del país.”, según se lee en el texto de la iniciativa.

Para leer el texto íntegro de la iniciativa de ley puede dirigirse al siguiente enlace.

Actualización 18/11/17

El texto de la iniciativa de ley ha sido removido de la página web de la Asamblea Nacional de Nicaragua y se ha anunciado oficialmente que el documento nunca existió.